El objetivo de este resumen es explicar algunas de las reglas básicas de la licencia Ğ1, simplificando los detalles técnicos o matemáticos. De ninguna manera puede sustituirse al estudio detallado de la licencia Ğ1, ni de los elementos que hacen de la Ğ1 una moneda libre.

Una cuenta de monedero simple (sin ser miembro) es suficiente para recibir moneda Ğ1 si alguien nos ofrece o nos paga algo que hayamos vendido. Luego, se puede gastar la moneda libre en bienes y servicios(usando ğchange por ejemplo)

Una cuenta de miembro certificado es una cuenta que permite también hacer transacciones, pero que permite además:

  • Certificar cuentas candidatas a miembro o que estén renovando su membresía.
  • Crear y recibir moneda libre en su propia cuenta; una cantidad idéntica para cada miembro certificado, llamado “Dividendo Universal” (DU)

Respetar la licencia Ğ1 implica:

  • No crear más de una cuenta miembro. Cada persona puede tener una sola y única cuenta miembro. Más de una implicaría la violación de esta licencia.
  • Certificar solamente a personas que se conoce bien, es decir, que hayas conocido físicamente y a quienes podamos contactar (por ejemplo, teniendo su número de teléfono, correo electrónico, red social, dirección postal, etc.). También es imprescindible que conozcamos al menos a otra persona que también la conozca.
  • Comprobar que la persona que certificamos ha entendido perfectamente cómo funciona la herramienta (generar una cuenta, encontrar su llave pública, generar y conservar el archivo de revocación de la cuenta, etc.) y que tengamos la seguridad de que respetarán la licencia Ğ1.
  • No certificar a una persona que certifique a cualquier persona sin conocerla, o a quien tenga otra cuenta falsa.
  • Si detectamos una cuenta falsa, conviene avisar a aquellos que la certificaron, así como a todos los que conocemos. La salud de la red de confianza afecta a toda la comunidad.

(Hay alguna gente que entusiasmándose de la moneda libre, pero encontrándose lejos de un núcleo físico de comunidad Ğ1, se presenta online y comienza a pedir certificaciones remotamente. En esos casos hay que ser firme en no violar la licencia Ğ1 y recomendar a tal persona en hacer el esfuerzo por venir a algún encuentro físico o si conoce bien a 5 personas que vivan cerca de esas comunidades, que se certifiquen primero y luego le certifiquen a él/ella)

Para convertirse en miembro certificado, es necesario que la cuenta miembro se vea certificada por un mínimo de otros 5 miembros, en un plazo máximo de 2 meses desde que se lanza la candidatura de membresía. Si se pasa ese periodo, el titular de la cuenta que quiere convertirse en miembro certificado tiene que volver a empezar a pedir certificaciones.

Lo más conveniente es primero conseguir 5 promesas de cada miembro que te conoce bien, para que cuando las tengamos podamos pedirles que lleven a cabo la certificación y se haga dentro del plazo de 2 meses. Entonces su cuenta se convierte en cuenta miembro certificada y usted puede certificar a otras personas y empezar a recibir el Dividendo Universal.

Las certificaciones obtenidas por una cuenta miembro tienen una duración de 2 años, pero no se preocupe, los que ya nos habían certificado anteriormente lo podrán volver a hacer, ya que nos conocen bien y les podemos contactar con facilidad para pedírselo de nuevo.

La red de confianza es la red conectada entre cada miembro certificado. Sus reglas están explicadas en la página web duniter.org. Su objetivo es establecer y mantener cierta seguridad para evitar cuentas falsas y abusos. También existen muchas otras reglas que no aparecen en este resumen.

La cantidad de Ğ1 creada por el dividendo universal es recalculada cada 6 meses. La regla de cálculo viene explicada en duniter.org. Esta regla proviene del libro La Teoría Relativa de la Moneda (TRM), de Stéphane Laborde, y depende del número total de miembros y la edad de vida media de los humanos.

Regla no estipulada: es buena idea certificar a aquello/as que nos han certificado anteriormente si es que lo/as conocemos bien y sabemos cómo contactarlo/as. Esa práctica permite reforzar la red de confianza.

Entrada Anterior Siguiente Entrada